Previous
Next

300.000 licencias de conducir caducarán hasta fines del 2021. La ANT firmó contrato para abastecer la demanda

El pasado 8 de junio, cuando Adrián Castro Piedra, abogado cuencano experto en transportación pública, seguridad vial y contratación pública, asumió como director ejecutivo de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), las bodegas de la entidad en Quito estaban prácticamente vacías de material para la emisión de licencias de conducir, mientras que en la fábrica de placas había más de 200.000 pares de latas represadas, la mayoría de ellas desde hace tres años, sin que hayan sido terminadas y entregadas a los municipios del país para que estos a su vez se las den a los propietarios de vehículos y motocicletas.

El nuevo funcionario, que antes de ocupar este cargo fue asesor de la comisión ocasional de la Asamblea Nacional y contribuyó en el proyecto de reformas a la Ley de Tránsito que aún no entra en vigencia, dice que ya se firmó un contrato para la elaboración de 350.000 documentos. Son unas 300.000 licencias las que caducarán hasta el 31 de diciembre de 2021, nueva fecha límite para circular con el documento caducado.
¿Qué fue lo que encontró después de posicionarse en la ANT?

Lo primero que hicimos fue una evaluación y nos encontramos con una situación lamentable. Había aglomeración en las 55 agencias a nivel nacional porque hasta el 30 de junio se podía conducir con licencia caducada, según una resolución anterior, lo que generaba riesgos de contagios por COVID. Adoptamos la nueva resolución que extiende el plazo para conducir con licencia caducada hasta el 31 de diciembre de este año y vimos que se descongestionaron las dependencias.
Las prórrogas se dan porque falta material, dicen en las agencias, ¿qué ha hecho la ANT al respecto?

El problema es que nos encontramos con una institución totalmente desabastecida de especies para emitir licencias. Fuimos a recorrer las bodegas y estaban prácticamente vacías, lo que había era solo para atender dos semanas más. Un déficit de material del 96 %, lo que denota una actuación irresponsable y sin coordinación de la administración anterior de la ANT.

¿Y qué hicieron ante esa situación?

Entonces inmediatamente se declaró la emergencia y se contrató con el Instituto Geográfico Militar y ya tenemos especies, el viernes ya contábamos con 30.000 y hasta final de año serán 350.000 licencias. El contrato emergente es por 154.000 dólares. Conforme avance el plan de vacunación y tengamos más digitadores y con las especies nuevas que ya contratamos, vamos a ir mejorando los turnos y la atención.
El director de la CTE ha pedido ya no emitir más licencias debido a la corrupción. ¿Ya se le dio una respuesta?

Es justo lo que dice el director. Las licencias deben ser otorgadas por entidades de planificación y regulación, la CTE es solo para el control. Ya he pedido al departamento jurídico de la ANT que prepare el acta de terminación del convenio para que termine su delegación de otorgar licencias.
¿Y qué pasará con los turnos que ya fueron agendados por la CTE ahora que ya no emitirá la licencia, serán reasignados?

Mientras no salga el acta de terminación, sigue atendiendo. Cuando deje de atender, nosotros reagendaremos los turnos.

Turnos para renovar licencia de conducir se obtienen para septiembre en web de la ANT
¿Cuántas licencias van a caducar este año?

Haber, se han entregado 379.000 licencias en lo que va del 2021 y hasta diciembre se van a caducar unas 300.000, pero el contrato firmado con el Geofísico nos ha permitido recuperar la capacidad para absorber la demanda de licencias.

¿En qué ciudades hay más caducidades?

En las más pobladas: Quito, Guayaquil, Manta, Cuenca, Ambato y Jipijapa.

Los usuarios también se quejan por demora en la entregas de placas. ¿Qué está pasando?

Ese es otro problema grave que tenemos. Fuimos a conocer la fábrica y nos encontramos con placas que no se han entregado a los GAD (Gobiernos Autónomos Descentralizados) desde el 2018. Imagínese usted, placas represadas desde hace tres años. Para placas nuevas de vehículos faltaban 21.000 por entregar; para motos nuevas, más de 135.000; por duplicados de placas para vehículos, ya sea por pérdida o robos, teníamos una falta de entrega de 53.000 pares y para duplicados para motos, otras 5.000 placas.
¿Y por qué no las entregan?

Por la obsolescencia de las máquinas, la falta de presupuesto, de mantenimiento y materiales, hay placas que están allí sin pintar, todo eso ha generado una falta de entrega de placas durante tres años. Por eso se ven vehículos circulando sin placas y con parabrisas llenos de papeles. Todo eso hay que corregir inmediatamente.

¿Cómo lo van a hacer?

La fábrica que tenemos no está en capacidad de abastecer la demanda nacional. Hemos invitado y ya recibimos la visita del secretario de Movilidad de Quito y al director de la ATM de Guayaquil para trabajar en un piloto para que esas instituciones puedan entregar las placas mucho más rápido, por tener cercanía con sus ciudadanos, a diferencia de la ANT, que se ha manejado de una forma centralizada, pero que este nuevo gobierno está dispuesto a romper.
Bueno, la reforma a Ley de Tránsito ya dispone que los municipios que tengan la competencia puedan emitir licencias y placas.

Precisamente por eso debemos trabajar mucho más con los GAD, de forma descentralizada. Claro que ya hemos invitado a otros municipios. Tenemos que analizar capacidades operativas, logísticas, tecnológicas y presupuestaria de los GAD. Aquellos que cumplan con estos ejes, como los de Guayaquil, Quito, Cuenca, Ambato, Manta, pueden recibir esa competencia. Eso está en las reformas a la Ley de Tránsito, aprobada por la Asamblea, pero que aún no está en vigencia.

¿Cuánto tiempo tomaría ese traspaso a los municipios que ya tienen competencia de tránsito para que también emitan licencias y placas?

Cuando las reformas a la Ley de Tránsito entren en vigencia (se espera el tratamiento al veto parcial del Ejecutivo) haremos una coordinación con el Consejo Nacional de Competencias. La ANT solo dictará los términos de referencia: tamaño, diseño, color de las placas que las harán los propios municipios.
Pero no todos podrán, hay municipios muy pequeños.

Al descongestionar la emisión de placas y licencias para Guayaquil y Quito, y si se suman otros GAD, la ANT ya podrá atender a los demás municipios que aún no tengan la capacidad operativa para eso.

También se han evidenciado problemas con el sistema informático

Nos sorprende que hasta la fecha no se haya dado seguimiento para dar con los responsables de hackear el sistema mediante el cual, con claves de usuarios internos, se reasignan puntos perdidos en las licencias, se borran multas o se reasignan a ciudadanos fallecidos. La Contraloría en el 2017 ya emitió un informe donde dice que prácticamente este sistema no sirve, es obsoleto. Y el viernes nos presentó un informe borrador donde se establece más cosas que aún no podemos revelar. Eso es gravísimo, hemos presentado denuncias y las seguiremos presentando.

¿Qué consecuencias ha dejado para la ANT los hackeos y la corrupción?

Debemos pensar en una nueva plataforma, porque por medio del actual sistema se le roba al país todos los días del año. Esas vulneraciones donde se borran multas no ha permitido tener un buen manejo de cartera y ha perjudicado financieramente a la ANT. Y en el tema de las placas, por ejemplo, tengo entendido que se ha comprado una máquina hace algunos años, que ha costado más de $ 600.000 y resulta que no se la ha ocupado. Y es más, el proveedor internacional ya ni siquiera existe. Todo eso estamos investigando. (I)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
×

¿En qué puedo ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?